2 mar. 2013

Conociendo las cuerdas y el bondage (3era parte)...

Una mañana media nublada, nubarrones y rayos de sol que entran por la ventana de una habitación de un departamento en  una zona muy prestigiosa de la ciudad de Guadalajara, en el interior, se encuentra una chica semidesnuda, ataviada con un liguero y unas medias, se encuentra sentada sobre la cama, y de manera sutil, pasa sus manos por su cuerpo, cada centímetro de su piel es acariciada, de su boca deja salir suaves gemidos, el deseo en ella comienza a subir de nivel al paso de los minutos. La noche anterior, ella navegaba por Internet  disfrutando de imágenes relacionadas con el BDSM, una fotografía le causo mucha expectativa y asombro, la chica de la imagen, totalmente enfundada con un traje de látex completo, luciendo su brillo característico, cuerdas blancas en sus tobillos, piernas, pechos, brazos y muñecas resaltaban ante el color oscuro de su traje, en su boca tenia una enorme pelota roja que en el medio es conocida como mordaza o ball gag, ¿su función? impedir que hable y únicamente emitiendo gemidos; ella quiere experimentar esa situación, quiere sentir excitación, sentirse vulnerable.

Sobre la cama se encuentran algunos tramos de cuerda de algodón en color blanco, toma una madeja entre sus manos, dentro de su mente revive la emoción y la ansiedad de experimentar las situaciones que vio en esas fotografías, ella ansiaba ser atada, la cuerda comenzó a deslizarse por sus tobillos, por sus piernas, solamente faltaba un amarre un tanto elaborado, sobre sus pechos, las cuales estaban cubiertos por su traje que de manera picara se asomaban los erectos pezones sobre la tela, nuevas sensaciones estaba experimentando, el pasar de los minutos se hacían eternos para sentirse indefensa, tomando un nuevo tramo de cuerda, comenzó a pasarla por sus pechos, apretando hacia ella, el amarre estaba listo. Coloco la mordaza en su boca, siguiendo el antifaz, la cual no le permitiría ver nada, solo escuchar, fantaseando lo que su mente y las situaciones que le ayuden a alcanzar esa excitación tan ansiada. Sus manos, buscaban sobre la cama las esposas que previamente había preparado para la culminación de su obra, colocando y cerrando una de ellas en su mano derecha, el estimulante sonido al cerrarse - clic, clic, clic- estaba a unos segundos de terminar sus labios dibujaba una dulce sonrisa por encima de la mordaza, -Solo debo de cerrar la otra esposa y estaré indefensa, cautiva, muy sumisa- es lo que decía ella dentro de su mente -clic, clic, clic-, su obra totalmente terminada. Recostándose sobre su cama, en ella, había puesto varias cuerdas, ella quiere sentirlas en esa manera, atada, moviéndose de manera sugestiva, despacio y sensual, su rostro estaba sobre el regazo de su lecho, sintiendo con su carrillo una cuerda de Nylon, su corazón late muy rápido, entre sus dedos entrelaza una cuerda de cáñamo  experimentando sus diferentes texturas sobre su piel, ella es lo que desea, cada vez más experimentar nuevas sensaciones con distintos tipos de cuerdas.

Tipos de cuerdas más usadas en el fino arte de los amarres:

Como hemos comentado en los entradas anteriores, existen muchas opciones para comenzar a practicar nuestros amarres, más no todas son muy seguras de poder usarlas sobre nuestra persona sumisa, siempre recordar la filosofía de sano, seguro y consensuado, pero afortunadamente existen cuerdas que podemos usar para nuestros juegos, las cuales menciono de manera sencilla en que consisten cada una de estas opciones, así como también algunos comentarios que podemos usar para finalmente elegir la que se acomode a nuestras necesidades y proyectos:

Cuerda de Cáñamo:
El origen de esta cuerda es extraída de fibras de cáñamo  derivado de la planta de Cannabis sativa (familia Cannabáceas), la cual es una cuerda muy utilizada en el bondage japonés (Shibari), es un material duradero que es mas fuerte y mas suave que el algodón, dos veces dura. Con fibras de cáñamo  puede crear una cuerda que es razonablemente suave con fricción lo suficientemente alta como para contener un nudo de forma segura. Como comentario, es considerada como cuerda de origen natural (cuerdas de fibra), una cuerda de cáñamo sera bastante áspera cuando no se trata, pero después de un proceso de tratamiento completo, la cual esta misma se hará más manejable y de manera suave. Únicamente  al utilizarla dentro de actividades de amarres, tener precaución de las quemaduras por fricción.

Cuerdas de yute:

Se hacen con la fibra extraída del interior de la corteza de una planta de las indias orientales, de la familia de las Tiliáceas. Es útil para los juegos de amarres, porque no es áspera, y es también utilizada en el arte del Shibari Japonés, dándole el tratamiento adecuado. Un tipo de cuerda puede ser una opción para torturar a nuestra persona sumisa, pero siempre tener en cuenta la seguridad de la misma, debido a la posibilidad de una quemadura por fricción dentro de los juegos de forcejeo.
Cordón de Yute.
Cuerdas de Nylon:

Estas son las cuerdas más usadas dentro del juego de los amarres, quizás porque sean mucho más fáciles de encontrar en cualquier ferretería o tienda de autoservicio, este tipo de cordón viene en dos presentaciones (retorcido o trenzado), con la misma textura similar a la cuerda de algodón (sedoso), el material con la que esta confeccionada es muy "amigable" con la piel, por lo que se puede utilizar todos los días sin que exista problemas. La desventaja es, que pueden deshacerse los nudos con facilidad debido a que pueden resbalar entre las fibras. Como detalle del tipo de cordones trenzados de que vienen combinados en dos colores (ideales para el RIGGER más estricto y amante de la buena fotografía de amarres), teniendo opciones muy interesantes en la gama de colores que puede uno encontrar.

Cordón de nylon retorcido.
Cordón de algodón:

De forma definitiva y por excelencia, el cordón más usado dentro del bondage, por tener muchas ventajas en cuanto uso, cuidado, estética y facilidad de encontrar, la suavidad que se experimenta al contacto con la piel es importante para esas horas interminables de una sesión, ya que es muy cómoda, por lo que no es áspera en ninguna forma, también tiene la facilidad para lavarse dentro de una lavadora. La única desventaja que se debe de tener en cuenta, es no utilizarla en actividades de suspensión, debido a que no es la cuerda ideal por resistencia (se puede deshilachar), para eso, existen otras opciones como las cuerdas para escalar que son más resistentes e ideales para esta actividad.


2 comentarios:

  1. Excelente información :)
    Me gustaría publicarlo en mi blog, si estas de acuerdo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Evelyn!

      Muchas gracias por visitar mi blog, es un honor que vengas a echarle un "ojo", claro, adelante, puedes poner esta información citando mi blog. Un saludo.

      Eliminar