21 may. 2012

Clases de bondage por blog...

El bondage, siempre se ha caracterizado por una de las prácticas más sensuales e interesantes del mundo BDSM, donde el protagonista es una cuerda, ya sea de algodón, nylon, yute, etc, etc, la finalidad es siempre la misma... inmovilizar y atar a una persona, dejándola simplemente de manera vulnerable ante los caprichos de su pareja. Las cuerdas, tienen una sensualidad demasiado intensa, donde los nudos, amarres y arneses, juegan un papel fundamental en el desarrollo de una sesión de bondage. Cada uno de los nudos visto en fotografías e imagenes tienen un fin y el porque de hacerlo de esa manera, la dificulta de aprenderlos es lo que establece un reto para la persona que gusta de este juego, además de poder ponerlos en practica sobre el cuerpo de una persona sumisa, disfrutar el juego, sentir el placer en complicidad, las caricias de las cuerdas sobre la piel... es algo muy distinto a las caricias antes experimentadas.

Las clases de bondage por blog, es un proyecto muy interesante que ya tenia contemplado desde hace algunos días, además de que seria un proyecto alterno que tengo de manera personal (estoy en la producción de un libro de amarres con tecnicas en idioma español), sería un verdadero acierto en poder consolidar este proyecto que lo tengo en marcha en este momento, por lo cual, espero poderlo presentar en más o menos en año y medio. Por mientras, publicare algunas tecnicas de amarres y nudos en algún apartado de este humilde y sencillo blog, donde tiene la finalidad de terminar la ignorancia y desenmascarar la mentira sobre los temas y prácticas del BDSM.

Mi opinión personal sobre el bondage (amarres, ataduras), si lo analizamos desde el punto de vista del desarrollo humano, es una de las prácticas que establece una comunicación y un lazo muy afectivo con la pareja, intervienen aspectos de que la persona que ejecuta los amarres, nudos y arneses, este en comunicación con esa ella; preguntas claves como: "¿estás bien? ¿te sientes cómoda? ¿te estoy lastimando?" establecimiento de la comunicación entre la pareja, y si da lugar a una dominación sutil... se presentará de una manera casi instantánea. El juego del bondage, es un juego de complicidad entre dos personas, ambos disfrutan la situación, su imaginación dictará las acciones que deben de realizar en cada una de las sesiones, no existen limites y si los hubiera, una pareja con mucha confianza los romperian.


El bondage, no es una actividad que se aprenda de la noche a la mañana, siempre se tiene la necesidad de practicar, practicar, una y otra vez, las veces que se requieran para poder dominar algún nudo en especial y dependiendo el enfoque que se le quiera dar a nuestra creatividad, es la que nos motivara para mostrar nuestras habilidades al mundo, este mismo esta ansioso de ver cosas diferentes y atractivas. El aprender tecnicas diferentes de amarres y nudos, permiten desarrollar nuevas y poner nuestro toque "personal", todo esta demostrado en ciertos tutoriales de la red "aprende, práctica e inova"; siempre es divertido y altamente estimulante experimentar nuevas formas de ataduras basándose en los nudos y amarres básicos. No hay que dejar de prácticar y disfrutar los juegos con las cuerdas.