24 dic. 2010

Asfixia erótica, el juego de la respiración pérdida...

La hipoxifilia —también llamada asfixiofilia o asfixia erótica— es una parafilia que consiste en impedir la respiración de la pareja o la propia, ya sea mediante la obstrucción de las vías respiratorias cubriendo la cabeza con elementos plásticos o de látex o recurriendo a la semiestrangulación.



Se trata de una práctica sexual muy peligrosa que ha llegado a ser causa de muerte en muchos casos. Cuando lo practica una persona sola, se denomina asfixia autoerótica.

El acto de privar a uno mismo o a otro de oxígeno con el objeto de obtener o mejorar el orgasmo se clasifica oficialmente en los Estados Unidos como hipoxifilia, de acuerdo con la Asociación Estadounidense de Psiquiatría.


La hipoxifilia corresponde a la categoría de prácticas sexuales conocidas como parafilias. Algunos que la practican consideran que la disminución de la entrada de oxígeno les aumenta el placer sexual.

En la comunidad BDSM, las prácticas de esta naturaleza pueden ser denominadas "breathplay" o "edgeplay" a veces, y generalmente incluyen un socio participante. Porque al igual que otras formas de prácticas sexuales de riesgo, amplía los límites de lo "seguro, sano y consensuado", el control de las situaciones que afectan a la respiración se puede evaluar, usando algún tipo de señal convenida para avisar al otro del peligro. Esta práctica se realiza casi siempre junto a otras actividades fetichistas.

En casos extremos, los asfixiófilos suelen desear ser estrangulados hasta la muerte. El caso más famoso de esta práctica es el de Sharon Lopatka, hizo uso de internet para localizar un hombre que tuviera la fuerza para llegar a torturarla y matarla mientras realizaban el acto sexual, al final lo consiguió, muriendo en octubre de 1996.


Asfixia Autoerótica:

El término asfixia autoerótica fue acuñado por J. Money para definir la forma de obtener satisfacción sexual a través de la pérdida de la respiración durante la masturbación. Esta práctica parece remontarse a varios siglos de antigüedad: está registrada como práctica entre los esquimales y los asiáticos, y que fue introducida en Europa por soldados de la legión Extranjera Francesa a su regreso de la guerra de indochina; parece ser que estas prácticas la empleaban en los prostibulos de extremo oriente para aumentar la sensación del orgasmo.



╩ Carla Regina López Ruelas ╩