8 dic. 2011

Los amarres y la sensualidad del BDSM...

La gente que esta involucrada en el ambiente del BDSM, sabemos lo que se trata los amarres y el delicioso contexto que gira entorno a una simple y común cuerda, quizás para otra gente, no le encuentre el atractivo, algunas otras, les viene a la mente miedo o desesperación; el contexto cambia dependiendo la mentalidad, pero para nosotros, una cuerda es una herramienta inseparable de las personas que experimentan emociones y sensaciones muy diferentes y extremas.

Conociendo y practicando los amarres, se abre ante nosotros, un mundo de emociones muy diferentes a las ya conocidas en nuestras vidas intimas, experimentando sentimientos de vulnerabilidad, ansiedad y en otras de excitación y sin faltar el deseo. El simple hecho de "vestir" a nuestra persona sumisa con una cuerda blanca de algodón trenzado, pasando cada centímetro de la cuerda por los contornos de su cuerpo, complementando la sesión vendándole los ojos con un trozo de satín, hacemos que experimente una privación del sentido de la vista, aumentando la sensación en la piel.

El juego entre las parejas, denotan que el experimentar los amarres de una manera principiante, siempre invita a ir aumentando el "performance" hasta llegar a sentir la necesidad de aprender nudos mucho más elaborados, así como el conocimiento de posiciones para dichos "jugueteos" en otro nivel más avanzado y poco a poco ir aumentando nuestro saber en las actividades de los amarres, que también es muy conocido como BONDAGE.

Las escenas complementan mucho dentro del juego, una escena usando los amarres, es la clásica silla, donde esta sentada nuestra persona sumisa, acercándonos, y simplemente, usamos las cuerdas para inmovilizar las piernas, brazos, muñecas y para terminar, vendándole los ojos y si queremos experimentar algo mucho más a esta escena, amordazarla y escuchar esos sensuales gemidos que ambientan la escena.

La seguridad en los amarres, es un concepto que no podemos dejar de lado y así evitarnos problemas, inclusive, nos ayuda mucho a prevenir los "sustos" y descuidos, sino se sabe como actuar en el momento; cuando se comienza a jugar, conocer muy bien el fundamento y funcionamiento de los nudos y amarres que se aprenden, no todos los nudos son aplicables para todos los momentos dentro de la sesión, siempre tener cuidado de no apretar de más, y estar vigilantes a nuestra persona sumisa, tener siempre cerca de nosotros, unas tijeras de punta roma (son la que usan los paramédicos para cortar la ropa de una persona accidentada) y evitar tener problemas en piernas y brazos "morados", en el BDSM, siempre hay un credo que debemos acatar todas las personas involucradas en estas prácticas, SANO, SEGURO y CONSENSUADO, no lo debemos de olvidar nunca y apegarnos a estas palabras y tener siempre felices y sensuales juegos entre nuestra pareja.


La sensualidad que despierta una cuerda, va mucho más a que sea simple, hay muchos elementos que podemos usar a nuestro favor, para enriquecer la escena, las vestimentas, los roles, los juegos, etc, todos encaminados a un solo punto, el placer en la pareja, siempre es importante agregar esa "picardia" en las relaciones humanas, este tipo de juego ayuda mucho en este caso, invitando a ser complices de nuestra perversidad y conocerla sin limites.

atte,
Carla Regina López Ruelas.

2 comentarios:

  1. Me gusta leerte carla, como siempre interesante! Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola! muchas gracias por tus amables comentarios y por leerme. Saludos!.

    ResponderEliminar