23 nov. 2010

Los roles en el juego de la dominación...

Aunque pueda parecer a simple vista que todo el poder de la relación fluye del Amo al esclavo/sumiso, esto es de alguna forma erróneo. Los participantes de la relación D/s, no importa en que lado de la misma estén, son iguales en cierta forma, los dos tienen poder, aunque de diferente manera. El Amo puede que tenga la ultima palabra, pero la sumisa inicia muchas acciones por sí misma.

Para prevenir futuros malentendidos, hay que tener claras las diferencias entre Amo y Dominante, así como entre sumisa y esclava.


  • DOMINANTE
Muchos dominantes inexpertos creen que todo lo que necesitan es simplemente ordenar a su sumisa como decidan. Hay mucho que decir sobre lo que se necesita para ser un buen Dominante.

La dominación no es dar ordenes aleatoriamente. Un buen Dominante encontrara el modo de que la sumisa encuentre placer en la dominación, es el protector, maestro y amante de su sumisa.

Como protector, el Dominante debe ser mas fuerte que su sumisa y del resto de la gente que forma parte de la vida de su sumisa, no me refiero a fortaleza física. Estoy hablando del carácter y de la personalidad

Como maestro, el Dominante debe ser recto y por encima de todo, ecuánime, no puede castigar a su sumisa arbitrariamente, debe tener una razón. Si se extralimita, puede romper la confianza y seguridad que la sumisa ha depositado en él. El Dominante debe ser respetado por la sumisa. El respeto y la confianza deben ser ganada a pulso por el dominante, siendo justo, recto, repartiendo premios y castigos de la forma apropiada. La figura del dominante no aparece para degradar e inflingir dolor a la sumisa, pero si para llevarla al camino correcto que le lleve a servirle y amarle.

Como amante, el dominante debe ser cariñoso, y en cuando es necesario, severo. Tiene que saber que solo Él puede proporcionar placer a la sumisa y que no puede ser negligente en este aspecto. El dominante debe, cuando proceda, ser gentil y tierno con la sumisa, apoyarla. La relación D/s no es solo una demostración de poder, el dominante se preocupa del bienestar de la sumisa, Si un castigo es necesario para parar una acción nociva para la sumisa, este procede del Dominante, por otra parte, una acción correcta por parte de la sumisa debe ser recompensada por este con amor y cuidados.

  • AMO
El Amo posee un mayor grado de control en la relación D/s, sigue las mismas reglas que el Dominante, pero en un sentido más estricto. Puede poseer una esclava, y puede llamarla, así mismo, sumisa. La esclava es hecha suya o marcada por el Amo. El Amo la considera su más preciada y amada posesión, por encima de todo. Contrariar sus reglas será penado de la forma más severa en la mayoría de las ocasiones, del mismo modo, cuando esta satisfecho, colma de amor y cuidado a su esclava. El Amo es muy protector, ya que su esclava depende totalmente de Él.

  • SUMISA:
Para estar seguros, la esclava sirve y el Amo recibe. Pero eso no implica que la esclava no tenga autoestima. Sus necesidades son reales y podría romper la relación si sus necesidades no son satisfechas.

El rol de sumisa aparece para ser, de alguna manera, mas fácil, pero de hecho, la sumisa juega un gran papel en como se forma la relación D/s. La regla principal que debe seguir la sumisa es seguir las directrices del Dominante y complacerlo. Ser sumisa no implica ser el felpudo del Dominante, la sumisa es su compañera, pupila y amante.

Como compañera la sumisa es tratada con respeto y dignidad, puede opinar y compartir las actividades del Dominante. Esta es la parte de la relación en la que son mas iguales.

Como pupila, la sumisa aprende como complacer al Dominante, y cuando lo hace, espera ser recompensada por ello, así mismo, cuando no lo hace, o hace mal algo, espera el correctivo con el animo de que la lleve al camino correcto.

Como amante, lo único importante para la sumisa es el placer del Dominante, olvidando el suyo propio, que reside en complacerle, no lo hace por miedo, castigo o recompensa, si no porque desea su felicidad y no quiere, de ninguna manera, contrariarle.

  • ESCLAVA
La esclava es el mayor grado de sumisión en las relaciones D/s. Su principal propósito es servir las necesidades y deseos de su Amo, a quien entrega totalmente el control, por que sabe que su Amo lleva su bienestar muy dentro de su corazón.

La esclava esta marcada por su Amo de alguna forma para reconocerla como posesión suya, puede ser mediante un tatuaje, un piercing, incluso con un collar físico. La relación Amo/esclava tiende a ser para toda la vida, mucho más que la D/s.



La esclava es conducida a un más alto nivel de conducta y complacencia que una típica sumisa, debido a que la esclava ha delegado el control de su vida a su Amo.

╩ ○ Carla Regina López Ruelas ○ ╩

No hay comentarios:

Publicar un comentario